lunes, 17 de agosto de 2015

Alfa Virginis. Poética de Sonia Félix Cherit

Alfa Virginis. Poética de Sonia Félix Cherit

Gabriela Huerta Tamayo

Palabras con motivo de la inauguración de la muestra Alfa Virginis de Sonia Félix Cherit
Museo de la Mujer
Centro Histórico de la Ciudad de México, 8 de junio de 2015

Buenas tardes.

Casi puedo asegurar que la prensa y las y los visitantes no olvidarán a Sonia Félix Cherit ni esta notable muestra. Ella llama la atención por ser una mujer inteligente y culta, una artista creativa, disciplinada, activista, jovial y explosiva. Es maestra, gestora cultural, además de que está al tanto de endulzar a la ciudad zacatecana. Y tiene la dicha de poder dedicarse a lo que le gusta: el arte.

La obra de nuestra artista está hecha con materiales moldeables y duros: de barro y piedras, de pigmentos puros y metales en polvo. Materia prima que culturalmente reconocemos como elemental, básica, para hacer arte. Si para una es placer experimentarlos entre las manos, qué gran gozada vive Sonia a cada rato.

Platea Virginis
de Sonia Félix Cherit

Estos elementos se llevan muy bien con los símbolos de Sonia: las lunas, los soles, las vulvas que emergen, la constelación Alfa Virginis, las diosas paleolíticas recreadas o inventadas, los cuerpos femeninos, el medio ambiente...

¿Qué formas usa Sonia? En sus murales, las grandes son amplias franjas orgánicas, sinuosas o geométricas; en su cerámica de barro, se ven trazos esgrafiados más libremente. Por otra parte, se descubren espirales en los vestidos de las diosas agua, tierra, aire y fuego; o triángulos y rombos en las vulvas multiplicadas. Y por supuesto están los cuadrados de los cachitos de piedra de sus mosaicos, y los círculos de las lunas y demás astros celestes. Hay despliegue de lindura compositiva en los murales, mientras que encontramos más expresión en el barro.

A ojo de buena cubera, la obra no es difícil, invita a acercarse, pero yo no estoy aquí para enseñarles a percibirla, sino para compartir lo que he podido ver en ella desde hace unos cuatro años que la conozco. Así que digo que la obra de Sonia no está hecha para quebrarse la cabeza sino para sentir de otra forma. ¿Cómo es esto?

Tomo para empezar el ejemplo de sus murales, ella hace obra pública -por cierto son mosaicos, Sonia es la única muralista mexicana en esta técnica-, pero sus murales, aclara la misma artista, no reivindican lo bélico, las guerras. Ella ha aclarado al respecto que están hechos con intención pacifista. Y es claro que no se ciñe a ningún nacionalismo, porque su obra mítica y placentera implica otro tipo de socialidad. ¿Cuál? Una donde las mujeres valen.

Para ello usa referentes antiquísimos, del paleolítico. Investiga y rescata diosas. ¿Cómo eran esas comunidades? Una certeza nos entregan arquéologas/os e historiadoras/es: no estaban regidas por el par binario hombre-mujer de nuestra cultura. Además, su relación con el medio ambiente solía ser armónica. Claro, no eran capitalistas. Es decir que no es natural que las mujeres seamos menos que los hombres y que la tierra sirva como WC.

La obra de Sonia Félix Cherit no es difícil, pero invita a tomar un reto mayor que es el de hacer posible una sociedad donde los géneros no sean binarios ni violentamente jerárquicos, donde haya lugar entre mujeres.

Ella tiene claro que lo social se liga con nuestro ser más íntimo de ser mujeres. La gente sabia, por fortuna, sabe como Sonia que es necesario que construyamos nuestros símbolos para identificarnos como humanas, no como mercancías, ni cuerpos desechables, ni violables, ni despedazables.

Con toda la violencia que hay de por medio, Sonia no capitula: celebra ser mujer. Es la resistencia que hay que dar. Esto es lo que se ve en obras como el tríptico Grutas nocturnas o el cuadro que rifó, Bailarinas nocturnas, con sororidades, danzas, orgías de vulvas y cuerpos entrelazados con lunas.
Celebración de la mujer, pero no sólo el placer exultante nos habita. Somos mujeres dignas y libres. Y ahí está su cuadro Entre el bien y el mal, hay mujer buena, una mujer mala y una diosa en medio…

El gran tema de Sonia son las mujeres. Se fija en lo que hacen. ¿Cuáles mujeres? Pues nosotras, nosotras quienes gustamos de estar entre mujeres, que nos organizamos para ampliar nuestras libertades; quienes, en contraste y al mismo tiempo, sabemos –no sin miedo-que representamos blancos del acoso callejero, de violaciones y feminicidios y, por si fuera poco, ahora nos volvieron potenciales daños colaterales; nosotras, mujeres que tenemos conflictos cotidianos; pero también somos quienes, como Sonia, buscamos día a día dónde enraizarnos, dónde y cómo vivir mejor sin perder ni dañar la dignidad.

Sonia nos ofrece mitos, como he dicho, pero no deja de prevenirnos contra la anestesia: a las mujeres nos violentan y nos recuerda que muchas han sido asesinadas. Es “el pan de cada día”, nombre de la instalación en losa de barro: muertas y más muertas, con saña despedazadas, porque los senos cercenados sirven para que los hombres violentos midan el tamaño de su impotencia humana. Mujeres fragmentadas contra su voluntad, el dolor lo trajo Ciudad Juárez, pero ahora es el país y “el pan de cada día”. Llamada a la conciencia: no podemos comernos a las muertas viendo la televisión, naturalizando la violencia y la inhumanidad, como si no pasara nada.

Por otra parte, la artista también aborda otros problemas de mujeres: la anorexia y la bulimia, la flaca y la gorda, las insatisfechas de sí mismas. Sonia ha dicho que son problemas de la sociedad de consumo y tiene razón. Ofrecer ideales de belleza inalcanzables a las mujeres es mandarlas a la ruina. Para una artista que modela barro, heredera de las más antiguas alfareras, su ideal de belleza femenina, porque vemos que lo tiene, no se basa en el ideal occidental.

El recorrido de esta muestra tiene símbolos femeninos en relieves, texturas y volúmenes modelados y tallados como poemas. ¿A qué me invita una obra-poema de Sonia? Hoy me respondo con una cita de la poeta feminista estadounidense Muriel Rukeyser: “Un poema [como la obra de Sonia] invita. Un poema requiere. Pero ¿a qué invita un poema? Un poema te invita a sentir. Más que eso: te invita a responder. Aún mejor: un poema invita una respuesta total. Esta respuesta es total, en efecto, pero se formula a través de las emociones. Un buen poema [o una buena obra de Sonia] atrapará tu imaginación intelectual —esto quiere decir que cuando lo atrapes, lo atraparás intelectualmente también— pero el camino es a través de la emoción, a través de eso que llamamos sentimiento”.

Por último, Alfa Virginis no es sólo el nombre de una excelente obra mural transportable y de esta exposición. Alfa Virginis es la poética de una artista a favor de una forma social diferente donde tenemos lugar las mujeres para vivirnos, sentirnos más a gusto y hacernos conscientes. En esta muestra Sonia se sabe estrella doble, es decir, plural, sororaria, social. Su poética personal es, pues, una estética luminosa de carácter político: lo personal es político.

Muchas felicidades, Sonia, muchas gracias por compartirnos tu obra y gracias a todas y todos por su paciente escucha.

Alfa Virginis de Sonia Félix Cherit

:.

2 comentarios:

María Torre dijo...

Me encanta el blog! Felicidades por el trabajo. Me gustaría dejarte el link de un concurso de cortos que Unesco Etxea ha puesto en marcha. El motivo es la igualdad de género. Tal vez interese a algunxs de tus lectorxs. Un saludo!
https://dame1minutode.wordpress.com/

Fernando Claudín dijo...

Hola, amigas. He novelado el caso criminal más famoso de Suecia, de tintes sexistas y religiosos, una clara muestra de hasta qué punto está implantada la violencia machista, que afecta incluso a sociedades avanzadas como la sueca, donde muere una mujer a manos de su pareja cada tres semanas. Además uno de los personajes, Selma, se inspira en una escritora feminista asesinada por su marido. Es un libro políticamente incorrecto, una bomba de relojería contra el patriarcado, por eso lo he tenido que autopublicar en Amazon. Puse el precio más bajo que me permitían, y se puede descargar gratis con Kindleunlimited. Espero que os guste.

Saludos,

Fernando Claudín

http://www.amazon.es/gp/product/B01BDPSN7M?*Version*=1&*entries*=0